A lo largo del día nuestro sistema energético va siendo solucionado por nuestras emociones y pensamientos respecto a cada suceso que nos ocurre. Así, nuestro sistema de chakras se ve descompensado, bloqueado o desnaturalizado y nuestros centros de reparto energéticos comienzan a distribuir mal la energía, de forma descompensada o simplemente, dejan de distribuirla adecuadamente. Esto hace que ciertas partes del cuerpo comiencen a debilitarse, llegando a enfermar en algunas ocasiones.

Es bueno limpiarse energéticamente de tanto en tanto, para mantener en estado saludable nuestro sistema energético y así, asegurarnos de que nuestra Energía Vital fluye con libertad y alegría por nuestro cuerpo.

No solo nos afectan los sucesos diarios, hay veces que arrastramos de otras vidas bloqueos en algunos de nuestros chakras. Esto puede ser Karma, enganches a otras personas o entes, sobreprotecciones y más...

La limpieza energética se realiza dentro del Hospital Akáshico. Además las técnicas que usamos son:

      - se repasan y limpian los 3 canales principales de nuestro sistema energético: Shushuma, Ida y Píngala

      - se repasan y limpian  los 7 chackras del sistema energético

      - limpieza con péndulo de cualquiera de estas cosas que existan en la persona:

           - Sobreprotección

            - Pérdida energética

            - Ligazón a los demás

            - Influencia en el libre albedrío

           -  Problema físico Karma

            - Influencia entre dimensiones

            - Problema subconsciente

           -  Distorsión de memoria

            - Integración con el TODO

            - Bloqueo emocional

            - Bloqueo mental

 

Durante las sesiones se han liberado:

      - brujerías realizadas a las personas rompemos contratos realizados con entes oscuros

      - liberamos al Ser de ser manipulado de entes negativas.

      - damos oportunidad al Ser Oscuro de pasar a experimentar desde la Luz y el Amor

En las sesiones conectamos con el Ser Oscuro (no importa qué tipo de Ser sea), liberamos a la persona y luego se le da la oportunidad de cambiar su vida al Ser Oscuro , por si quiere ir a la Luz. Esto es elección suya y muchos de ellos aceptan, así que (a veces) liberamos a la persona y al Ser Oscuro que tenía adherido, que acepta esta nueva oportunidad que se le da para seguir creciendo en la Luz.