Es mucha la información que hay ahí afuera, son muchos los libros, pdfs y cursos que están a nuestro abasto... Pero ninguno de ellos nos llevará a un sendero tan luminoso como el que caminamos al adentrarnos en la experimentación de nuestra propia Conciencia (en nuestro propio interior)

Olvídate de saber si lo que dijo otro Ser es "la verdad" y busca "tu verdad". Se consciente de que la realidad es interpretada según el observador que la ve... es por eso que un mismo suceso tiene infinitos sentidos y significados, tantos como número de observadores tenga. Es por ello, que es muy importante que conectes con tu propia verdad para, desde ahí poder avanzar a una verdad más neutral, un punto de no interpretación, de no juicio desde el que te sentirás libre y tu existencia recobrará vitalidad y un sentido de estar conectado con el TODO.

Por esta razón siempre incitamos a la gente a que vaya hacia su interior, para que comiencen a conocerse a ellos mismos y, desde ahí, poder avanzar en su caminar hacia la Luz del Amor Infinito.

No creas que es trabajo fácil bajar hasta los suburbios más indeseables de nuestra existencia. Sin embargo, el resultado será el más reconfortante de todos.

Adentrarse en el interior de uno mismo nos permite conectar con:

     - el NIÑO/A HERIDO/A que hay en nuestro interior: es aquella parte de nosotros que no se defendió de las agresiones externas porque aún no sabía, que se sintió desvalido y abandonado por todos en algunas situaciones desafortunadas y que, aún hoy, llora desconsolado en nuestros adentros esperando a que le tendamos la mano, lo reconfortemos y le saquemos de esa tristeza profunda en la que se encerró cuando eramos pequeños.

 

- nuestro VACÍO INTERIOR: un vacío que sentimos muchas veces a lo largo de nuestra vida y que intentamos llegar cada una de una forma distinta: comida, posesiones, regalos a nosotros mismos, colecciones de cosas, etc. Este vacío dice mucho de nosotros, cuando conectas con él y consigues convertirlo en una fuente dorada, tu vida cambia y comienzas a no necesitar tanto las cosas materiales, recobrando mucho sentido tu existencia y sintiéndote realmente bien.

 

- nuestro PODER: durante esta existencia nos han quitado nuestro poder, haciéndonos creer que eran los demás quienes decidían sobre nosotros. Por ejemplo, nos hacen creer que las bolsas son quienes marcan la salud del dinero y por tanto, no está en tu poder ser abundante, sino que tu economía depende de los mercados. ¡¡ESTO ES FALSO!! Puede que tengan montado todo un parapeto para hacerte creer algo así, pero la verdadera realidad es que TÚ Y SOLO TÚ TIENES EL PODER DE SER FELIZ Y ABUNDANTE.

Está en ti el sentirte merecedor de ser abundante y no padecer por dinero en ninguna de las existencias que te quedan. Así que, corta con las falsas creencias que la sociedad te hace creer y siente como fluyes tanto en economía como en abundancia.

     - nuestra DIVINIDAD INTERIOR: cuando comienzas a meditar te das cuenta de que somos más que un cuerpo llena de emociones y una mente. Hay algo Superior en nuestro interior, que espera atento a que le demos el control de nuestra vida para sacar nuestra felicidad innata y bienestar. Es aquí donde reside la verdadera mágia de la existencia. El experimentar nuestra Divinidad Interior es un trabajo arduo, puesto que en muchas ocasiones nos es menos costoso sufrir que fiarnos de nuestro Poder y Divinidad interior. Siendo que llevamos siglos creyendo en Divinidades Externas, el ver esa Luz mágica y maravillosa que somos nos cuesta tanto como aceptar el Amor Incondicional que somos y que sale de nosotros casi sin pensar.